Las décadas de posguerra civil española no se tratan de un pasado muerto, se trata mas bien de una visión del presente. Un inventario de indicios quizás pueden revelarnos lo que ha ocurrido. Recomponer las piezas, contextualizar la realidad política y social que vivía el país, para poder entender mejor el presente. La concesión de créditos  por parte de EE.UU a cambio del establecimiento de bases militares norteamericanas en territorio español, el Congreso Eucarístico celebrado en 1952 en Barcelona y las políticas del ministerio de Vivienda creado en 1957 no son hechos neutros para la transformación de la ciudad. Ciudad Meridiana, es un barrio periférico de la ciudad de Barcelona, y es el objeto de estudio de este ensayo documental dadas su características tanto históricas como formales. Construida a finales de la década de los sesenta del siglo XX, como respuesta a la necesidad masiva de vivienda provocada por la ola de inmigración procedente mayoritariamente del mundo rural, se planificó ocupando unos terrenos desestimados anteriormente por la humedad del lugar. Fueron considerados adecuados, sin embargo y a pesar de las condiciones orográficas, para la edificación de grandes bloques de viviendas escalonados entre sí para poder adaptarse a la topografía, pero prácticamente sin dotación de servicios urbanos y equipamientos básicos. Ciudad Meridiana como paradigma del barrio que tal vez nunca debió de haberse construido, un barrio marcado por las luchas vecinales que tratan de visibilidar su existencia bajo la sombra de la marca Barcelona.